Has visto los memes. Has hecho las pruebas. Lo sabes todo sobre la ciencia que hay detrás de un matrimonio feliz gracias a esos extraños cuestionarios de Facebook que no tienen nada de ciencia si lo piensas durante más de dos segundos. Oímos hablar de ello todo el tiempo y, sin embargo, seguimos teniendo la imagen de que el matrimonio es un objetivo muy elevado e inalcanzable. Por eso he pensado que sería divertido enumerar 10 razones por las que vale la pena casarse.

1. Compañía.

 

Cuando te cases, no volverás a estar solo. Claro que puedes sentirte solo cuando sales con alguien, pero la soledad es diferente una vez que estás casado. La intimidad del matrimonio te proporcionará una compañía que nunca habías tenido antes y te permitirá pasar tu tiempo como quieras sin tener que preocuparte por la compañía de otra persona.

2. Amor.

 

Vas a amar a tu cónyuge más que a nadie en el mundo y viceversa. Se trata de un amor eterno que no tiene límites y que inspira una pasión como ninguna otra cosa en la vida.

3. Familia.

 

Tanto si se trata de hijos como de un simple cónyuge, el matrimonio significa tener una unidad familiar en la que abunda el amor y reina la felicidad. La familia saca lo mejor de las personas, así que si quieres la mejor vida posible, la familia es necesaria.

4. Queréis vivir juntos.


Si estás harto de vivir con tu pareja, quizá sea el momento de dar el siguiente paso en vuestra relación. El certificado de matrimonio será tu billete para irte a vivir juntos… ¡legalmente!

5. Hijos.


Criar a los hijos juntos puede ser una de las experiencias más gratificantes de la vida, pero también es una de las tareas más duras que tendrás que afrontar solo. Tener dos padres cariñosos marca una gran diferencia en el desarrollo de los niños en casa y en la escuela.

6. Quieres sentirte oficial.


Para obtener una cobertura de seguro o declarar impuestos juntos como pareja, tener un certificado de matrimonio ayudará a probar su estado de relación, incluso si no es reconocido por el estado y el gobierno federal.

7. Seguridad económica.


En el mundo actual puede ser difícil llegar a fin de mes, especialmente si se tienen hijos. Si están formando una familia juntos, el matrimonio puede abrir más oportunidades financieras para su familia, como cuentas financieras conjuntas y beneficios fiscales. También permite a ambos progenitores solicitar créditos fiscales, como los créditos fiscales por hijos y los créditos fiscales por trabajo. Incluso si no tienes hijos, el hecho de poder juntar tu dinero significa que puedes disfrutar de cosas que quizás no sean posibles con un solo ingreso.

8. Historia compartida.


La vida está llena de hitos, grandes y pequeños: nacimientos, graduaciones, ascensos y aniversarios. Tener una pareja con la que compartir estos acontecimientos los hace aún más dulces.

9. Fortalecer vuestro vínculo.


Tendrás un vínculo más fuerte con tu pareja. Vivir con alguien puede hacer que sea fácil darlo por sentado después de un tiempo – pero una vez que estás casado, es mucho más difícil dejar las cosas de lado porque tu cónyuge se ha convertido en una parte tan importante de tu vida.

10. Compromiso.


Te sentirás más comprometido. Casarse significa que os habéis prometido vuestro amor delante de la familia y los amigos. Y la realidad es que una vez que habéis dicho “sí, quiero”, no hay vuelta atrás en esa promesa, por lo que es más probable que las cosas funcionen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.